El reto de Sperta Imagi


El siglo XXI es de contrastes y desbalances en todos los ámbitos. Las desigualdades económicas son evidentes para cualquier ciudadano de esta época. En México, como en todo el Mundo, hay individuos con inmensas fortunas, mientras que comunidades enteras viven en pobreza extrema. En muchas ciudades existen lujosas zonas, con todos los servicios, hermosos jardines y deslumbrante iluminación, mientras que al otro lado de la calle persisten obscuras y superpobladas áreas, donde prevalece la desesperación, las enfermedades, la tristeza y la violencia.


Las divisiones económicas y sociales, coexisten con otras de diferente naturaleza, tales como la diversidad cultural, las diferencias étnicas, las de capacidades físicas y las tecnológicas. Permítanme ahondar en el último tema. Si alguien lee este párrafo en una computadora conectada a Internet, poca importancia tiene su condición social, ya que esta situación, le da una ventaja tecnológica con respecto a miles de millones de seres humanos que no lo pueden hacer. Amén de la infraestructura necesaria para conectarse a Internet (computadora, modem, líneas de transmisión etc.), y de los conocimientos cibernéticos requeridos para navegar, el usuario de esta tecnología obtiene muchas ventajas sobre sus congéneres, tales como comunicación, información, etc. Al mencionar lo anterior no estoy pensando en comunidades aisladas del desierto del Kalahari o de indígenas Tarahumaras. Me estoy refiriendo probablemente a su vecino. Como ejemplo, el caso de los adultos mayores, los cuales, en países desarrollados, representan un porcentaje de la población cada vez más grande. Yo le invito a Usted a explicar a una persona de 70 años o más, el uso de un correo electrónico, o a seleccionar y ver una película usando un sitio web, o la forma de pagar impuestos a través de internet.


Estos contrastes no son ni tan evidentes ni tan fáciles de entender como los monetarios, el problema, es que estas diferencias forman parte de las causas que dan origen a las desigualdades económicas. Por un lado, por cuestiones culturales, físicas, religiosas, sociales, etnicas y de edad, los cambios en tecnología no siempre son bien recibidos en las diferentes comunidades. En un mundo donde el progreso tecnológico está ligado a resultados financieros, y viceversa, las personas, las comunidades y las empresas que se rezagan en esta materia quedan aisladas y en desventaja frente a aquellos que tienen la capacidad de invertir y desarrollarse con innovaciones en tecnología.


Las empresas y la tecnología


Cuando hablamos de las empresas y negocios de esta época, la comprensión de los desbalances es indispensable para la supervivencia económica. Grandes empresas se comen el mercado de los pequeños. En las calles de antaño, donde prosperaban sencillos comercios de venta de frutas, carnicerías, pollerías, florerías, peluquerías, etc. Ahí, Justo enfrente se pone un enorme centro comercial que ofrece al consumidor un enfoque más práctico que la versión anterior para hacer compras. Este frecuente y triste ejemplo, nos habla de lo implacable del desbalance en cuanto a capital. El tiburón se come a los peces más chicos, y si no, los deja sin cena, y por lo tanto mueren de hambre. Tal pareciera que para competir, la única posibilidad es invertir mas, y si no se tiene la capacidad, entonces habría que requerir al endeudamiento.


De igual manera los cambios tecnológicos acaban con empresas antes prósperas. La renta de películas, las compañías de beepers, los periódicos impresos y muchos ejemplos más nos dan un signo de los cambios de esta era.


Tratar de competir por medio de capital casi parece suicida para las PYMES, es querer que DAVID logre vencer a SANSON a punta de puñetazos. Se requiere de alguna habilidad o estrategia mas elaborada para poder vencer. Una opción mas fina para competir y subsistir es subirse a la cresta de la ola de los cambios tecnológicos. Ya sea para hacer más eficientes sus procesos, o para ofrecer mejores productos a sus clientes.


Y si se trata de ganar la batalla, aventajando realmente a los competidores, sean grandes o chicos, el reto es innovar.


¿Cómo puede un micro empresario hacerles frente a esos gigantes?


Las ideas no son ni propiedad ni exclusivas de los grandes capitales. Cualquier persona puede tener una idea diferente que puede convertirse en un excelente negocio, siempre y cuando se tenga lo necesario para desarrollarla.


La inversión en tecnología de punta es cara ya que la innovación requiere de una especialización que parece exclusiva de capitales gigantes de países desarrollados. No es ningún secreto la complejidad del proceso de desarrollo tecnológico. No solo es infraestructura y capital. Es necesario todo un bagaje de conocimientos, de disciplina y de planeación que normalmente están muy lejos de los micro y pequeños empresarios.


Las grandes empresas invierten en departamentos de informática y mercadotecnia además en laboratorios de desarrollo tecnológico, y tienen decenas de ingenieros de altísimo nivel a su servicio. Esta es su mayor ventaja competitiva, pero también es su talón de Aquiles. Estas inversiones, por lo costosas que son, están enfocadas y obligadas a soluciones masivas. Necesitan ver el bosque y no los arboles que lo conforman.


Las PYMES tienen necesariamente una óptica distinta que puede convertirse en ideas, que al desarrollarse producen nuevos nichos de negocio invisibles o inesperados para las empresas más reconocidas. Los ejemplos en este caso son abundantes, pero basta recordar que la era de las microcomputadoras comenzó en los garajes de muchos pequeños emprendedores.


El reto de SPERTA IMAGI es complementar a los empresarios, dándoles una solución viable en cuanto a costos y tiempo a sus proyectos de desarrollo e innovación. Conocemos y tenemos experiencia además del instrumental necesario en todo el proceso de creación tecnológica, desde una perspectiva comercial e industrial. Más de 30 años en este medio nos respaldan.


Nuestro enfoque es poder formar parte de cadenas productivas desde su concepción, nuestra infraestructura y conexiones en el medio garantizan el éxito en crear un producto tecnológico nuevo hasta sus últimas consecuencias. Siguiendo paso a paso las etapas de creación tecnológica, podemos asesorar, diseñar y gestionar cada uno de ellos de acuerdo a la tabla siguiente.


Atrévase a Innovar, contáctenos sin compromiso, y convierta a Usted y a su empresa en uno de los líderes de este Siglo que comienza.